Reservas Condiciones Contacto Quienes somos
Hoteles
Reserva tu Hotel
 
Servicio de Atención al Cliente
Conocemos todos los hoteles.
¿Qué buscas? Llámanos

T 902195737
911938087 
986806700 
Lunes a Viernes (09:30-20:30) - Sábados (09:30-13:30)

Síguenos    
 
BUSCAR HOTEL
BALNEARIOS EspañaPortugalAndorra
 
ESPECIALES Termalismo
 
 
 

Hidroterapia

La hidroterapia es la parte de la terapéutica física que tiene como objetivo el empleo del agua como agente terapéutico en cualquier estado físico o temperatura, utilizando sus características químicas, mecánicas y térmicas, contribuyendo al alivio y curación de diversas enfermedades.

Etimológicamente encontramos el origen de la palabra en los términos griegos 'Hydor' que significa agua y 'Therapeia' que significa terapia.  
 
Debemos diferenciar la hidroterapia de la hidrología médica o crenoterapia y de la talasoterapia. La hidroterapia utiliza el agua de manantial o pozo con características mineromedicinales y la talasoterapia cuando el agua procede del mar.

 

Efectos Terapéuticos

Los efectos terapéuticos del agua se deben a sus principios mecánico y térmico.
 
Principio Mecánico: La inmersión de un cuerpo en el agua va a estar sometido a tres factores físicos que son el factor hidrostático, el hidrodinámico y el hidrocinético.

Factor hidrostático: Se basa en el principio de flotación definido por Arquímedes y el Factor de compresión definido por Pascal. Este factor nos hace flotar en el momento en que nos introducimos en agua.

Nuestro cuerpo pesara menos, podremos movernos mejor, disminuye el estrés que sufren nuestras articulaciones de carga, al tener que soportar un menor peso, y nos va a permitir realizar movilizaciones pasivas, asistidas y contrarresistidas de las articulaciones que se encuentren sumergidas, ayudando a la mejora de las patologías que producen limitación de movilidad.

Otra de las consecuencias de este factor es la de actuar sobre la función respiratoria, sistema circulatorio, sistema muscular y cavidades corporales, de manera que puede llegar a reducir el perímetro torácico y abdominal en unos centímetros, produciendo una disminución del consumo de oxigeno y una hipotonía muscular.

Pero todo esto dependerá siempre de la profundidad a la que se sumerja al paciente, y de su edad, peso corporal, capacidad vital y sexo.

Factor Hidrodinámico: Para poder definir este factor debemos tener en cuenta la resistencia hidrodinámica. Todo cuerpo que se sumerge en agua y se mueve va a sufrir una resistencia al movimiento 900 veces mayor que la del aire opone a ese mismo movimiento. También debemos tener en cuenta la naturaleza del medio, que va a depender de cuatro factores esenciales: la fuerza de cohesión intermolecular, la tensión superficial, la viscosidad del liquido y la densidad

Este factor hidrodinámico nos indica que cuando metemos un cuerpo en el agua y este se mueve dentro, va a sufrir una diferencia de presiones que generan unas turbulencias que dificultan su desplazamiento, ayudando a graduar las cargas de trabajo sobre segmentos corporales, que necesitan un tratamiento orientado a la potenciación de una musculatura débil.

Factor hidrocinético: Este factor va a indicarnos la utilización del agua con una presión determinada, por ejemplo los chorros y duchas. Este factor va a depender de las atmósferas de presión a las que se utilice el agua, del ángulo de incidencia sobre el cuerpo, si existe algún tipo de resistencia en caso de que sea subacuatico...etc.

Lo que conseguimos con este factor es un masaje sobre el cuerpo que, dependiendo de la forma de aplicación, estará indicado para distintas patologías. En las circulatorias mejora el retorno venoso o y, en casos de estrés, produce un efecto relajante.

Hay muchas mas indicaciones que se incluyen dentro del factor mecánico de la hidroterapia como son la mejora de la propiocepción y el equilibrio, mejora del estado emocional y psicológico, mejora del retorno venoso, relajación muscular y reeducación respiratoria.

Principio térmico: Están relacionados directamente con las distintas formas de propagación e intercambio de calor entre el cuerpo y la temperatura del agua. En caso de que el agua esté caliente, va a producir analgesia y aumento de la temperatura local y general causada por una vasodilatación que, a su vez, produce una disminución del tono muscular.

Otro efecto es el sedante, siempre que la temperatura no sea muy elevada. En caso contrario va a producir insomnio y excitación. El agua caliente también va a aumentar la elasticidad disminuyendo la rigidez articular, ayuda en la curación de ulceras y heridas.

El agua fría va a producir, en principio, una vasoconstricción. Las indicaciones del agua fría son la analgesia y la relajación muscular, muy indicado en patologías como hemiplejia o esclerosis múltiple. También está indicada para procesos inflamatorios articulares como la gota, pero siempre teniendo en cuenta que debe ser bajo indicación medica.

Factor quimico: nos lo proporciona el añadir al agua sustancias que refuerzan las acciones terapeuticas.

Podemos clasificar la temperatura del agua como:

· Muy frío: 8-15ºC
· Frío: 16-29ºC
· Tibio: 30-33ºC
· Punto indiferente: 34-35ºC
· Caliente: 36-38ºC
· Muy caliente: mas de 39ºC

 

Aplicaciones

Las aplicaciones de hidroterapia podemos dividirlas por la intensidad del estimulo aplicado al cuerpo, en estímulos suaves, de intensidad media y de gran intensidad. 

Estímulos suaves: Lavados, fricciones, baños de pies y brazos a temperaturas ascendentes, baños de contraste, chorros fríos sobre una sola articulación y envolturas segmentarias.

Estímulos de intensidad media: Baños de asiento o de medio cuerpo de temperatura fría, ascendente, calientes o de contraste, baños de vapor, sauna y envolturas de cuerpo entero con una duración media.

Estímulos de gran intensidad: Baño hipertérmico, baño de vapor, baño intestinal, envolturas húmedas de todo el cuerpo de larga duración y chorros de presión fríos o muy calientes.

 

Las reacciones de nuestro organismo a las aplicaciones hidroterápicas a distintas temperaturas son:

· A nivel vascular
o Temperatura de 18º C
§ Primera fase: Palidez, piloerección (carne de gallina), sensación de frío, lo que va a producir dolor.
§ Segunda fase: hiperemia ( enrojecimiento cutáneo), sensación de calor y bienestar.
o Temperatura de 36-38º C
§ Una sola fase: Sensación de calor, hiperemia y bienestar general.
o Temperatura mayor de 39º C
§ Primera fase: Palidez, pilierección, sensación de presión y dolor.
§ Segunda fase : hiperemia, sensación de mucho calor que va disminuyendo hasta una agradable sensación de bienestar.

A nivel sistema cardio-circulatorio el agua fría va a disminuir la actividad cardiaca, la frecuencia y aumentar la presión arterial, produciendo una vasoconstricción. El agua caliente va a producir un aumento de la frecuencia cardiaca y una disminución de la presión arterial a causa de una vasodilatación. Dependiendo del tipo de aplicación los baños completos aumenta la presión venosa, incrementando el aporte sanguíneo.

A nivel del sistema respiratorio las aplicaciones repentinas frías o calientes producen una profunda y duradera inspiración. Las aplicaciones de agua fría de larga duración producen una respiración profunda y rápida. Las aplicaciones agua caliente de larga duración van a producir respiraciones profundas pero más superficiales.

En patología respiratoria lo que mas ayuda a la reeducación de la respiración, una de las fases primeras de cualquier tratamiento respiratorio, se consigue con baños completos que van a facilitar los movimientos espiratorios y dificultar los inspiratorios.

A nivel hematológico las aplicaciones de agua fría incrementa los glóbulos rojos, la viscosidad y la concentración de la sangre y las aplicaciones de agua caliente bajan el nivel de hemoglobina y los leucocitos.

En el sistema músculo esquelético, las aplicaciones de agua fría producen hipertonía muscular y aumenta la excitabilidad de los nervios mejorando la capacidad de trabajo muscular. Los baños de agua caliente de larga duración producen hipotonía muscular y disminución de la excitabilidad muscular lo que se traduce por relajación de la musculatura. Los baños fríos o calientes disminuyen la percepción del dolor.

Sobre el sistema nervioso las aplicaciones de agua fría actúan sobre el sistema nervioso simpático. Las aplicaciones de agua caliente sobre sistema nervioso parasimpático y las aplicaciones de agua muy caliente actúan sobre los dos.

A nivel funcionamiento orgánico en vísceras u otros órganos, las aplicaciones de agua caliente incrementan la motilidad intestinal y la función estomacal, estimulando la secreción biliar, mejorando la función renal y, con ello, aumenta la diuresis. Las aplicaciones de agua fría disminuyen la motilidad intestinal y del tracto digestivo y estimulan la secreción biliar como las calientes. En aplicaciones de corta duración (baños pies, de asiento y de medio cuerpo) estimulan el vaciado de la vejiga urinaria.

Las aplicaciones externas de calor relaja las fibras musculares, disminuyendo los cólicos y el estreñimiento. Las aplicaciones frías, tanto internas como externas, están indicadas en caso de intestino perezoso, atonía o flacidez del útero con fuertes hemorragias, atonía vascular, etc...

La hidroterapia, a nivel general, y dependiendo del tipo de aplicación, va a producir con aplicaciones frías o muy calientes de corta duración, una acción estimulante y refrescante. Con baños tibios o de temperatura indiferente producen en efecto sedante y favorecedor del sueño, con baños muy calientes de larga duración crean una sensación de intranquilidad e insomnio, sobre todo si se aplican por la noche.

Contraindicaciones de la hidroterapia:

Patología cardiaca, vascular periférica y respiratorios severos que el médico indique que no deben aplicarse tratamientos hidroterápicos hasta su estabilización.
Pacientes que puedan propagar algún tipo de infección debido a la patología que sufren, en este caso podría aplicarse hidroterapia en tanques individuales siempre que lo indique el medico.
Enfermedades agudas con fiebre.
Estados de debilidad extrema.
Enfermos terminales.
Incontinencia de esfínteres.
Enfermedades de la piel en el caso de aguas sulfatadas.
Se debe tener cuidado con personas obesas, embarazadas, hipotensas o que tengan algún impedimento para los tratamientos hidroterápicos.
Por eso volvemos a insistir en que todos tratamiento hidroterápico debe ser indicado por un médico.

 

Baños

Las aplicaciones hidroterápicas por medio de los baños son muy variadas. Debemos iniciar la explicación de esta técnica diciendo que los baños pueden ser totales o parciales y la temperatura es variable dependiendo del tipo de aplicación.  
 
Temperaturas de aplicación
· Baños calientes: 36-38ºC
· Baños fríos: hasta 18ºC
· Baños de contraste: caliente/fría
· Baños de temperatura ascendente: indiferente hasta 39ºC

Duración
· Baños calientes: de 15 a 20 minutos, las aplicaciones de cuerpo completo están indicadas para relajación muscular, sedación, disminuyendo la percepción de dolor. Se suelen añadir hierbas para aumentar su efecto terapéutico. Las aplicaciones de medio cuerpo están indicadas para problemas intestinales y cólicos.
· Baños de contraste: 2-4 minutos caliente, 1 minuto fría, 3-4 minutos caliente (repetir).
· Baños de temperatura ascendente tradicional: de 20 a 25 minutos (sin aplicación fría posterior).
· Baños de temperatura ascendente modificada: de 8 a 12 minutos (con aplicación fría posterior).
· Baños fríos: de 6 a 30 segundos, estos pueden ser parciales que están indicados para activar la irrigación local de la zona de aplicación o totales que van a producir calor reactivo y estimulación metabólica. Estando contraindicado en pacientes con patología cardiaca, vascular o intestinal.

La intensidad de estimulación de los baños varía según la duración, la extensión de superficie, la temperatura y la fuerza de reacción individual

Tipos de técnicas:

Baños simples: puede realizarse en una bañera, tanque o piscina y la finalidad es la relajación del paciente. La temperatura debe ser indiferente o caliente y con una duración entre 15 y 20 minutos. Baños de inmersión fríos para estimular el sistema nervioso y circulatorio.

Baños parciales: para resolver problemas específicos en los brazos, ojos, cara.

Baños de vapor: En este tipo de aplicación se utiliza vapor de agua hirviendo, al que se le pueden aplicar plantas medicinales para aumentar su efecto terapéutico. La temperatura de aplicación es de 40 o 45 ºC y la duración es entre 10 y 20 minutos. La forma de aplicación es colocar la zona a tratar sobre la fuente de vapor y tapar con una toalla.
En caso de aplicaciones totales es conveniente el posterior reposo del paciente y evitar cambios de temperaturas bruscos después de la aplicación, hasta que se regularice su temperatura corporal. En muchos casos, una vez normalizada la temperatura corporal, se aplica una ducha fría para estimular la circulación sanguínea. Este tipo de baño está indicado en patología respiratoria y problemas reumáticos.

Baños de contraste: Este tipo de aplicación se caracteriza por que se va a utilizar agua a distintas temperaturas, fría y caliente y se va alternando las aplicaciones. Primero se debe sumergir la zona a tratar en agua caliente 3 o 4 minutos y, posteriormente, se sumerge en agua fría durante 1 minuto y se termina con una ultima aplicación de agua caliente 3 o 4 minutos, repitiéndose el ciclo 3 o 4 veces.
Este tipo de aplicación esta indicada para problemas de retorno venoso y va a disminuir la inflamación. Si a esta técnica se le añade a continuación un masaje de derivación o un tratamiento de kinesiterapia va a aumentar sus efectos.

Baños de remolino: Este tipo de aplicación se basa en la presión hidrostática y en la temperatura del agua, produciendo un efecto de masaje sobre la zona a tratar y estimulando el trofismo. Disminuye las contracturas musculares y aumenta la elasticidad, ayudando así a las movilizaciones de las articulaciones que se encuentran rígidas.

Baños galvánicos: Este tipo de aplicación combina el agua con otros agentes físicos, en este caso, con la electricidad, y se basa en la buena conductibilidad eléctrica que tiene el agua.

Hidromasaje termal: Técnica de aplicación de 20 minutos que se da en una tina con agua termal azufrada entre 34°C y 40°C. Este baño estimula la circulación sanguínea, alivia malestares óseos y musculares, reduce el stress y provoca un estado de alta relajación.

 

Duchas

Esta técnica de aplicación hidroterápica se caracteriza por que la salida del agua se produce polifragmentada, diferenciándose de los chorros en que su salida es por un solo orificio. Es una aplicación hidrokinética. Las duchas se van a diferenciar también por la presión y las temperaturas de las aplicaciones.
 
 
Tipos de aplicaciones mediante duchas:

Ducha babosa: en esta técnica de aplicación la presión de salida del agua es casi nula, se busca que el agua caiga uniformemente sobre la zona a tratar, se suele aplicar con temperatura caliente o indiferente y su tiempo de aplicación va desde 10 a 15 minutos, sus indicaciones son la sedación y relajación.

Ducha de lluvia: En este tipo de aplicación la salida del agua ya es más polifragmentada. Los orificios deben ser aproximadamente de 1mm de diámetro y a una mayor presión que la ducha babosa. En este tipo de aplicación es conveniente comenzar por los pies e ir ascendiendo hasta los hombros y después ir descendiendo por el lado contrario. La temperatura del agua debe ser indiferente o caliente. y el tiempo de aplicación entre 4 y 5 minutos. La intención de esta aplicación es la sedación y relajación.

Ducha filiforme: En esta técnica de aplicación la presión a la que sale el agua ya es mayor que en la de la ducha de lluvia, pudiendo alcanzar los 15 kg/cm2. Los orificios de salida son menores (0,5mm de diámetro) y el tiempo de aplicación de 4 a 5 minutos. Está indicado para disminuir las contracturas musculares, conseguir relajación muscular. Hay que tener en cuenta que este tipo de ducha puede ser desagradable para algunas personas.

Ducha escocesa de contraste
: este tipo de aplicación se caracteriza por la variación de temperaturas del agua, se inicia con temperatura indiferente, que se va aumentando hasta llegar a los 40º C y luego se va disminuyendo hasta llegar a los 20º C. El tiempo total de aplicación es de 15 a 20 minutos y su efecto es estimulante. Este tipo de ducha se aplica a 3 o 4 metros de distancia.

 

Chorros

Esta técnica de aplicación hidroterápica se caracteriza por que la salida del agua se produce por un solo orificio, diferenciándose de las duchas en que su salida es polifragmentada. Es una técnica hidrokinética. Los chorros se van a diferenciar por la presión y las temperaturas de las aplicaciones.
 
 
Tipos de aplicaciones mediante chorros:
Chorros sin presión: En este tipo de aplicación el agua cae sin presión sobre el cuerpo del paciente. Se debe aplicar desde distal (manos o pies) a proximal. La duración de la aplicación dependerá del tipo de paciente. En el momento en que este comience a tener calor y se observe hipertermia se termina la aplicación. Este tipo de chorro puede ser de temperatura fría, caliente o alterna, y está indicados en dolor y contractura muscular.

Chorros de presión
: La salida del agua se realiza con una presión entre 1 y 3 átmosferas y el paciente se debe encontrar a una distancia entre 3 y 4 metros. Su posición debe ser de espaldas al chorro. Se aplica en forma circular, en eses o en zigzag, siguiendo un recorrido determinado por la zona que queremos tratar. La duración es de 3 a 5 minutos y esta indicado para disminuir las contracturas musculares y estimular la circulación.

Chorro subacuático: este tipo de aplicación se realiza en la piscina. El paciente está sumergido hasta la zona que nos interesa tratar y se aplica un chorro por debajo del agua a una distancia de 20 cm de la zona a tratar. Debemos evitar zonas delicadas y eminencias óseas, la temperatura del agua debe ser indiferente o caliente y la indicación de esta aplicación es la del masaje producido por las turbulencias que se generan del chorro bajo el agua. Va a producir relajación muscular, sedación, disminución de las contracturas musculares y activación de la circulación.

 

Envolturas

Se envuelve total o parcialmente al paciente con uno o varios tejidos, preferiblemente de lino o lana. Estas envolturas pueden ser secas o húmedas, frías o calientes. Se realiza preferiblemente por las mañanas y una vez aplicadas se sacan permaneciendo el paciente arropado en la cama por un tiempo de una hora para mantener el calor.    

Envolturas húmedas frías:
· Absorbentes de calor: Indicadas para descender la temperatura corporal en casos de fiebre, hematomas, esguinces. Esta envoltura debe retirarse una vez se caliente.
· Productora de calor: Indicadas para producir sudoración, se utilizan en casos de insomnio y dolor de cabeza, se debe retirar en el momento en que se empieza a sudar.
· Sudorífica: Se diferencia de la productora de calor en que no se retira en el momento de comenzar a sudar, se mantiene y así se abriga más al paciente para aumentar mucho mas la sudoración, indicado para enfermedades infecciosas. Este tipo de envolturas están contraindicadas en pacientes cuya temperatura corporal es muy baja y pacientes que necesitan hidratación.

Envolturas húmedas calientes: Duración de la aplicación entre 30 y 35 minutos, va a producir una dilatación, suele aplicarse con sustancias químicas para poder ampliar sus efectos terapéuticos. Están indicadas en reuma, rigidez articular, y, en general, en patología del aparato locomotor.

Envolturas secas: Pueden ser frías o calientes.

Emplastos: son envolturas a las que se les añade barro, resina, fangos...etc, aumentando sus efectos terapéuticos.

 

Aditivos

Son sustancias que se añaden a las aplicaciones hidroterápicas, principalmente en los baños. Suelen ser en forma de aceites, esencias, extractos de plantas o sales, estos aditivos tienen propiedades terapéuticas y son absorbidos por la piel y vías respiratorias.

 

Lavados

Es la aplicación de un paño húmedo sobre la piel. Considerada como una técnica suave, la temperatura del agua puede ser fría o caliente. Se realiza por las mañanas y pueden ser totales o parciales. No se seca al terminar al paciente, se sacude un poco el agua que queda sobre la piel y se cubre con mantas para mantener calor.

 

Compresas

Son una variante de la envolturas, su efecto es térmico y suele añadirse hierbas para aumentar su efecto terapéutico. Se pueden clasificar en:· Frías: indicadas en contusiones, luxaciones y procesos inflamatorios.· Calientes: indicadas en procesos inflamatorios agudos o crónicos· Estimulante de Priessnitz: Es una compresa fría húmeda que va a tener una primera fase vasoconstrictora seguida de una segunda fase vasodilatadora con calentamiento de la compresa, que se retira una vez se seque.


Abluciones

Esta técnica consiste en derramar agua directamente sobre el cuerpo, la temperatura del agua puede ser fría o caliente y una vez terminado no se seca al paciente, se le arropa para producir un calentamiento reactivo, Está indicado en patología dermatológica.


AVIAJES TRAVEL CLUB
Quieres ser socio?

APLICACION ANDROID
LOS   +   BUSCADOS
Adriana Beach Club ****
(Albufeira)
Adriana Beach Club
Desde 96,64 €/Noche
Hotel Playaballena ****
(Rota)
Hotel Playaballena
Desde 53,43 €/Noche
Servicio de Atención al Cliente
 Conocemos todos los hoteles. ¿Qué buscas? Llámanos

T 902195737
Lunes a Viernes (09:30-20:30) - Sábados (09:30-13:30) 
¿Por qué somos tu Central de Reservas?
Idiomas: Español | English | Français | Deustch | Português | Italiano | Nederlands
Central Hotelera Hotelalia S.L. CIF:B-15899123 Inscrita en el Registro Mercantil, Tomo 2755, Sección General, Folio 41, Hoja C-31659